Las Angélicas, cómplices en la vida y el escenario

0
6

Las artistas festejarán hoy su unión madre e hija con un concierto en el Pepsi Center que ofrecerá un repaso por sus éxitos musicales y que estará lleno de comedia.

Angélica Vale tiene el privilegio de ser guiada por una de las mujeres más queridas y exitosas de México, su madre, Angélica María.

La Novia de México la tuvo a los 31 años, y desde entonces, se ha dado a la tarea no sólo de ser su mamá, sino su cómplice, con el mismo cuidado de cuando la guió en sus primeros pasos.

“¡Ay, fue maravilloso cuando empezó a caminar! Mira, en el teatro tenía meses y ya caminaba; la madera estaba un poco desajustada y se daba unos trancazos, pero se levantaba y seguía actuando.

“Ella empezó en la obra Papacito piernas largas, una comedia musical que produjo, escribió y adaptó mi madre (Angélica Ortiz)”, recuerda la cantante de “Eddy Eddy” en entrevista con EL UNIVERSAL, realizada en una pausa de los ensayos del concierto que tendrán hoy en el Pepsi Center.

Angélica Vale, quien actualmente es la anfitriona del game show musical Juego de voces, de Televisa, define a su madre como su BFF (que significa best friend forever, o mejor amiga por siempre), es decir, su hombro cuando necesita llorar o recibir algún consejo.

Por ejemplo, recuerda que cuando era adolescente y le rompían el corazón, su madre era su mejor consuelo. “Yo lloraba y lloraba y ella siempre me reconfortaba”.

Su madre tampoco olvida esos momentos: “Le decía: ‘no te merece, olvídalo, busca otro que te merezca. ¡Es un baboso!’”

Las dos gustan de pasar tiempo juntas, por lo que se consideran inseparables. En sus tiempos libres, cuentan, ven películas o series infantiles, debido a que, actualmente y de acuerdo con Vale, son sus dos hijos, Angélica Massiel y Daniel, los que “deciden qué onda”.

“Somos muy unidas, nos vemos diario, me ayuda con mis hijos y la verdad es que no me quejo en lo más mínimo. Conversamos de todo un poco: qué vamos a hacer, qué cocinaré para la cena, hablamos mucho de mis hijos.

“Nos divertimos mucho juntas, somos muy despistadas. En lugar de frustrarnos el día, pues nos reímos una de la otra”, indica la también hija de Raúl Vale.

El amor siempre está presente, pero la intérprete “¿A dónde va nuestro amor?” recuerda que no siempre todo ha sido de color de rosa, ya que fue muy firme con las reglas de su casa, cuando la comediante todavía vivía con ella.

“No siempre las cumplió”, recuerda María, quien es interrumpida por Vale al instante: “pero también mi mamá, ‘a la una de la mañana llegas del reventón’. Yo le decía, ‘no manches, a las 12 de la noche abren pista en las discos’, era horrible. ¿Cómo voy a llegar a la una? ¿Voy a bailar media hora y me regreso? Yo no iba a tomar”.

Angélica María matiza al hablar de la máxima regla que pedía respetar: “Avísame dónde estás, a dónde vas, con quién estás”. Luego, suelta una confesión: “Mi mamá (Angélica Ortiz) y yo la íbamos a espiar y siempre estaba. Una vez la caché fumando, eso no me importó porque sabía que en la casa no fumábamos”. Entonces, su hija rezonga: “Ay, siempre avisé”.

Más allá de las diferencias, la imitadora de 48 años resalta que la clave para su buena relación ha sido la manera en la que trabajaron para mejorar la confianza, algo que también sucedió con su abuela.

“Llegaba de la fiesta y era de acostarme en la cama de mi abuela a las tres de la mañana y contarle cómo me había ido: ‘oye, fíjate que el güey que me gusta se me quedó viendo’… y contar el chisme; con mi mamá era igual al otro día; no la despertaba, trabajaba más.

“En el momento en que tú como hija puedes tener esta confianza con tus papás o tu abuela, entonces no tienes por qué ocultar; mi abuela además era alcahueta”.

Al preguntarles, ¿qué sería lo que las separa actualmente? La estrella de 79 años responde: “que ella está casada” (risas). En un tono más serio, asegura que siempre apoya a su hija, pues es alguien que la procura constantemente.

Vale complementa esa idea: “Nunca hemos tenido una discusión así fuerte, ella respetaba mucho mi espacio y yo el de ella”.

En este Día de las Madres, además de este show, que repetirán el próximo 22 de agosto, festejarán de la mejor manera: estando juntas.

“Vamos a festejar con mis nietos, Angélica, su marido, comiendo juntos”, menciona la intérprete feliz, pues por distancia y trabajo no siempre pueden hacerlo.